taciturno

No es necesario tener esperanza para luchar ni victorias para perseverar

Portada del sitio > Articulos > PROTESTAS NACIONALES. EL ACUERDO INTERBURGUES EN CURSO.

PROTESTAS NACIONALES. EL ACUERDO INTERBURGUES EN CURSO.

¿REVISIONISMO-REFORMISMO, REVOLUCIÓN SOCIALISTA O POR LA LIBERACIÓN DE LOS TRABAJADORES Y LOS PUEBLOS?

Viernes 25 de octubre de 2019, por Hernán Aguiló Martinez

1. En la última semana hemos asistido a gigantescas protestas nacionales que han provocado una semi crisis en el sistema institucional del modelo neoliberal, instaurado por la dictadura de los grandes patrones nacionales y trasnacionales. Ese modelo, fue ratificado en la negociación que llevaron adelante los partidos de la concertación y los partidos de la UDI y Renovación Nacional a finales de la década del 80 del siglo pasado. Posteriormente el Partido Comunista se subió al carro de la “victoria”, señalando que la vuelta a la democracia en gran parte se había conseguido producto de la política de rebelión popular impulsada por él durante el período de las protestas antidictatoriales. Sectores revisionistas del MIR también se sumaron a este carro de la “victoria” de las “fuerzas democráticas”. Desde el momento que los partidos de la concertación y posteriormente revisionistas y reformistas que se integraron a la institucionalidad neoliberal heredada de la dictadura, pasaron a formar parte y avalaron con su presencia el nuevo modelo de dominación de la burguesía instaurado en el siglo pasado.

Los partidos de la concertación primero, incluidos algunos revisionistas del MIR, y luego la nueva mayoría incluyendo al PC, han formado parte de la gestión y administración del modelo neoliberal. Los pilares fundamentales de ese modelo después de 30 años, siguen intactos y los grandes patrones nacionales y trasnacionales han acumulado y concentrado más riqueza aún que en el propio régimen dictatorial. Se ha privatizado todo, todo se compra. Sólo falta que se venda como mercancía el alma de las personas.

2. El siglo pasado fue la época de las revoluciones socialistas que han terminado en capitalismo y en el multi imperialismo que caracteriza el orden actual del planeta. Todas las revoluciones socialistas han derivado en capitalismo e imperialismo. Los ex países del campo socialista, ayudaron a resolver una de las mayores crisis de la reproducción del capital en la década del 80 del siglo pasado y hoy forman parte de la extracción de plusvalía y por ende de la explotación de los trabajadores y los pueblos del planeta en distintos puntos geopolíticos del mismo. El desarrollo actual de las fuerzas productivas del sistema capitalista ha tenido un desarrollo como nunca antes en la historia, todo lo tiene transformado en mercancía para el intercambio y la venta. Nada es un derecho, todo se debe comprar, pues es la única forma que el sistema pueda seguir reproduciendo el capital. Pero a la vez, esta producción sin fin de mercancías y la generación ficticia de nuevas necesidades, tienen a los trabajadores y a los pueblos no solo empobrecidos, sino además alienados, enajenados con la idea que su felicidad pasa por acumular más y más mercancías. Lo que Marx llamó el fetiche de la mercancía.

3. Las masivas protestas de esta última semana son producto de las injusticias acumuladas en los últimos 30 años por el modelo neoliberal que necesita el sistema capitalista en su actual desarrollo de sus fuerzas productivas. A lo más dentro del sistema capitalista se le podrán hacer tibias reformas que no cambiarán la esencia del mismo. La semi crisis institucional actual dentro del sistema solo ha permitido y seguirá permitiendo tibias compensaciones que no darán espacio a los verdaderos derechos de un pueblo liberado. Trabajadores y pueblos liberados requieren para su desarrollo como seres humanos, derechos que no pueden alcanzarse con el actual modelo neoliberal mundial o con cualquier otro modelo que sea capitalista, donde la producción es social y la apropiación es individual.

4. ¿Y cuáles son las soluciones que tienen las clases dominantes para solucionar sus crisis o semi crisis y cuando a la vez, se inicia un proceso de protestas en contra el gobierno de turno que administra el modelo, como es la actual situación en Chile?

Como muestra la historia, las soluciones son calcadas y no pasan de ser tres o cuatro:
-  Afirmar el modelo de dominación en curso con mayor represión y medidas contrainsurgentes hasta alcanzar un acuerdo político social que permita suspender momentáneamente las medidas contrainsurgentes, para dar curso a una negociación con los sectores opositores burgueses y reformistas. Este es el curso que busca el gobierno de Piñera con los partidos de la oposición. Este acuerdo Político-Social entre el gobierno, los partidos oficialistas que forman parte de la coalición gobernante y la participación de ex partidos de la concertación: la DC, el PPD, el PR ya tiene el consenso de un acuerdo para repartir migajas de beneficio social. Por ahora el PC, el PS y el Frente Amplio no entraron en la negociación. Pero si se levanta el estado de emergencia y si hay un cambio de gabinete igual entrarán en la negociación, pues participan y forman parte del modelo neoliberal en el congreso. Dentro del congreso no hay posibilidades de discutir leyes o proyectos anticapitalistas o que se salgan en su esencia del modelo neoliberal en curso, sino los acusarían de no respetar la constitución. Por lo mismo, antes o después, formarán parte de la negociación en curso.
-  La segunda alternativa que han utilizado las clases dominantes y se acude a ella cuando no se logran apaciguar las protestas y las mismas se siguen prolongando el tiempo. En este caso, el gobierno puede endurecer más aún las medidas contrainsurgentes y de esa forma neutralizar en forma temporal la movilización social, a la espera de nuevas elecciones que abran paso a un nuevo gobierno de la oposición burguesa o reformista. Todo indica que esta alternativa es poco probable, dado que ya se inició el acuerdo encabezado por el propio gobierno de turno y hay acuerdo en el congreso de legislar las medidas anunciadas y otras que puedan agregarse en las próximas semanas o meses.
-  La tercera posibilidad es que no se logre ninguna de las alternativas anteriores y que las FFAA y Policiales tomen el control e instalen un régimen de excepción.
Esta alternativa es la menos probable, pues la semi crisis institucional por arriba no es tan aguda, y no está en peligro la continuidad del modelo de acumulación vigente.

Cualquiera sea la salida, la represión y los muertos, corren por parte de los trabajadores y el pueblo chileno, tal como ocurrió hace unas semanas atrás con las protestas en Ecuador que al igual que en Chile terminó afianzando el gobierno de Lenin Moreno
5. La presencia del revisionismo, el reformismo y de sectores revolucionarios en las protestas ha demostrado no ser un camino liberador para los trabajadores y el pueblo de Chile y tampoco del planeta.
El nuevo escenario político internacional, posterior al derrumbe del socialismo real y el surgimiento del multi imperialismo a nivel planetario, han demostrado además que la alternativa Reformismo o Revolución que está plasmada en las tesis fundacionales del MIR no es la alternativa que liberará a los trabajadores y pueblos del sistema capitalista. Todas las alternativas revolucionarias del siglo XX y XXI, han terminado siendo capitalistas e imperialistas. La liberación definitiva de los trabajadores y los pueblos, pasa por liberarse de la esclavitud que genera reproducción del capital burgués-imperialista (cualquiera sea su origen) y la alienación que genera en los propios pueblos el consumo desenfrenado de mercancías que ha impuesto el actual desarrollo de las fuerzas productivas capitalistas y en particular el modelo neoliberal en Chile. Para lo anterior los Trabajadores y los Pueblos necesitarán zafarse de cualquier coyunturalismo espontaneísta e ir construyendo un nuevo poder popular con un modo de producción distinto al capitalismo, donde la producción sea social y la distribución también sea social. Esta nueva praxis es la que podrá generar una "clase para sí" distinta al capitalismo y al multi imperialismo hoy vigente. Si en el transcurso de esta autogestión económica, política y social (de la cual ya hay experiencias en Chile y otros países) es necesaria la autodefensa, ahí se justifica la lucha, porque es la defensa de su PROPIO PROCESO DE LIBERACION ANTICAPIRALISTA. ES LA DEFENSA DE UN PROCESO DESALIENANTE Y SUPERADOR DE TODAS LAS INJUSTICIAS ACUMULADAS EN MÁS DE DOS SIGLOS DE EXISTENCIA DEL CAPITALISMO.
En las protestas sectores del pueblo han acudido al saqueo y la destrucción de bienes públicos como el metro de Santiago. Algunos sectores políticos y dirigentes sociales han señalado que estos actos violentos son justificables por las injusticias acumuladas e incluso que forman parte de un proceso liberador. Por el contrario, acciones destructivas como las señaladas le siguen el juego a los sectores más atrasados y marginales de los trabajadores y el pueblo, que ha generado el propio sistema capitalista a lo largo de su historia. Ir detrás del espontaneísmo delictual no tiene nada que ver con la generación de una "clase para sí". Son acciones coyunturalistas, sin un norte estratégico. Con estas acciones no se crea consciencia de la necesidad de un nuevo modo de producción, distinto al capitalismo. No se avanza un milímetro para que los trabajadores y el pueblo vayan tomando consciencia, que la causa de su empobrecimiento está en la generación de plusvalía (y por ende en la explotación) y en el intercambio de las mercancías, dos componentes esenciales del modo de producción capitalista. Con este tipo de acciones se va a la zaga de los sectores más atrasados y marginales de los trabajadores y el pueblo. Peor aún cuando para justificar estas acciones, se utilizan símbolos y nombres de dirigentes revolucionarios del pasado, con ello sólo se está denigrando los verdaderos objetivos estratégicos de su época, independiente que hoy esos objetivos por los que ellos lucharon también deben ser superados.
La evasión masiva en los pasajes del metro en estas protestas, ha sido una acción justa, pues el derecho al transporte gratuito es parte de un derecho que tendrá que alcanzarse en el futuro, es una acción que ayuda a generar consciencia hacia un derecho que forma parte del norte estratégico de la liberación. Sin embargo, la destrucción de las líneas del metro son actos reaccionarios que hacen creer que, en la destrucción de un bien material de uso público, está la causa de la desigualdad y la alienación. Con su destrucción se genera más desigualdad y lo peor se entrega en bandeja la argumentación que necesitan las clases dominantes y al gobierno de Piñera para declarar estados de emergencia y reprimir al pueblo. Con acciones como esas, se facilita el acuerdo Inter burgués y se facilita que la semi crisis institucional por la que atraviesa el modelo sea superada a través de repartija de migajas. Es también, echarle leña al fuego del espontaneísmo marginal, y a vez darle los argumentos para que las clases dominantes tomen nuevas medidas de contrainsurgencia, haya más represión y nuevos muertos, sin avanzar un milímetro en la generación de una "clase para sí". Si los que le echan leña al fuego se autodenominan revolucionarios o reformistas, da lo mismo, porque las consecuencias son semejantes a que fueran realizadas solo por delincuentes.
Pero más aún, el ir a la saga de acciones coyunturalistas como los saqueos y la destrucción de bienes públicos, y utilizarlas como formas de lucha, solo ayudan a la alienación tanto de los que la dirigen, Y CON MAYOR RAZÓN, A LOS QUE DICEN REPRESENTAR, ya sea por la representatividad del voto ciudadano (que es la alternativa reformista-revisionista) o ya sea por la representatividad Vanguardista de la Revolución.
Por lo anteriormente señalado, es que la alternativa POR LA LIBERACIÓN DE LOS TRABAJADORES Y LOS PUEBLOS, tendrá que ROMPER CON LA LÓGICA DE LA REPRESENTATIVIDAD CIUDADANA Y CON LA LÓGICA DE LA REPRESENTATIVIDAD DEL CENTRALISMO DEMOCRÁTICO Y DEL PODER POPULAR REPRESENTATIVO de las revoluciones socialistas triunfantes del siglo XX.
6. ¿Cuáles deberían ser los derechos para que los trabajadores y pueblos puedan ser verdaderamente libres?:

• Derecho a una educación gratuita y universal
• Derecho a un transporte gratuito y universal para toda la población
• Derecho a una salud gratuita y universal
• Derecho gratuito a una vivienda digna
• Derecho a la diversidad sexual
• Derechos a que la mujer sea igualmente respetada que los hombres, superando los residuos patriarcales aún presentes en el sistema de dominación capitalista actual.
• Derecho a comer sanamente y equilibradamente en forma gratuita.
• Derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación, donde la prioridad sea el resguardo de los ecosistemas ambientales y no la sustentabilidad del desarrollo económico como sucede en la actualidad.
• Derecho a circular libremente por cualquier parte del planeta, independiente del lugar de origen de los migrantes o emigrantes.
• Derecho a que las comunidades indígenas autogestionen comunitariamente su desarrollo
• Derecho gratuito a la cultura, al deporte y la recreación.
• Eliminación de los estados nacionales que fomentan el armamentismo y la represión hacia los trabajadores y los pueblos. Trabajadores y pueblos libres no requieren fronteras. Las fronteras y la exacerbación de los nacionalismos son una necesidad del multi imperialismo actual que se disputa la extracción de plusvalía y los espacios geopolíticos en el planeta, y a la vez es una necesidad para que la reproducción del capital no entre en crisis. El mercado armamentista es una necesidad no de los trabajadores y pueblos, sino una necesidad del multi imperialismo y de las grandes trasnacionales que acumulan el 50 % de la riqueza mundial.

Los anteriores derechos para que sean derechos no pueden ser mercancías que se transan en el mercado, son los derechos mínimos que una sociedad sin explotados debe asegurar a las personas libres. Es decir, donde:
LA PRODUCCIÓN SEA SOCIAL Y DONDE LA APROPIACIÓN TAMBIEN SEA SOCIAL. DONDE CADA UNO APORTA DE ACUERDO A SUS CAPACIDADES Y CADA UNO RETIRA DE ACUERDO A SUS NECESIDADES
7. El anterior norte estratégico u horizonte estratégico de los trabajadores y los pueblos no está a la vuelta de la esquina. Pero si los trabajadores y pueblos quieren avanzar hacia su plena libertad, tienen que empezar a hacerlo desde ahora, sin involucrase en alternativas fracasadas que dicen representarlos, sean reformistas-revisionistas o revolucionarias. Ambas alternativas han demostrado que no logran superar la reproducción del capital y donde han logrado triunfar han terminado siendo parte de la actual división internacional del trabajo, cuya característica central es la existencia del multi imperialismo, que como ya se ha señalado solo buscan disputarse cuotas de plusvalía y por ende explotación de los trabajadores y pueblos en distintos lugares del planeta.

8. Para desarrollar este proceso liberador definitivo. Se hace necesario, poner la liberación de los trabajadores y los pueblos cabeza arriba, porque las alternativas revisionistas-reformistas y revolucionarias la han mantenido patas arriba. Dentro de estos últimos me estoy incluyendo como ex militante y dirigente del MIR, que abracé la lucha por la Revolución como una fase previa a la liberación definitiva de los trabajadores y los pueblos. Estoy convencido que es necesario superar la teoría de la REVOLUCIÓN SOCIALISTA y AVANZAR Y DESARROLAR LA TEORÍA DE LA LIBERACIÓN DE LOS TRABAJADORES Y PUEBLOS que nos lleve a transitar hacia una sociedad igualitaria, libre, solidaria y humanista, la sociedad comunista.

SÓLO LA LUCHA NO HARÁ LIBRES A LOS TRABAJADORES Y LOS PUEBLOS

SÓLO LA GENERACIÓN DE UNA “CLASE PARA SÍ” HARÁ LIBRES A LOS TRABAJADORES Y LOS PUEBLOS

Hernán Aguiló Martínez
Ex Sub Secretario General del MIR
25 de Octubre 2019